Para Compartir:

Globo de Visitas:

TEMATICAS DEL BLOG:

JOSE ALFREDO AREVALO

Estudiante de Ingenieria de Sistemas

Santa Marta, Colombia

 

Tel: 311 434 3433 

E-mail:

tartaro_1618@hotmail.com

job.38011@gmail.com

BUCLE DE REALIMENTACIÓN NEGATIVA

Una estructura básica en el estudio del comportamiento de un sistema es la estructura de realimentación. La realimentación nos va a proporcionar una transmisión de información circular de forma continua. Esta estructura circular aparece en muchas situaciones (como ejemplo véase la figura 2.2) y está en el origen de comportamientos complejos. El proceso de llenado de un vaso es un sencillo ejemplo de un bucle de realimentación negativa. Veamos a continuación con más detalle el comportamiento de un sistema con esta estructura. Si suponemos una variación en alguno de los elementos de la figura 2.6, por ejemplo un incremento en A, este incremento producirá, de acuerdo con el signo de la influencia, un decremento de C, que a su vez determinará un decremento de B. Este último decremento de B producirá un decremento de A. Es decir, mediante la cadena causal circular, el incremento inicial de A se ha contrarrestado. Cualquier modificación (incremento o decremento) en cualquiera de los elementos vuelve a él, a lo largo de la cadena, con una acción de signo contrario. Se comprende así el carácter autorregulador del sistema que posee esta estructura. Las trayectorias correspondientes a este tipo de estructura se muestran en la figura 2.6.

El modo de comportamiento autorregulador depende de la estructura del sistema; es decir, de la forma de organizarse los distintos elementos que lo forman en una cadena de influencias circular. Cualquiera que sea la naturaleza de los componentes, siempre que se tenga una estructura de realimentación negativa, se tendrá un comportamiento autorregulador. Así sucede en múltiples ámbitos de la realidad, y se tienen procesos autorregulados tanto en sistemas artificiales (por ejemplo los sistemas de regulación) como en sistemas naturales (por ejemplo los procesos homeostáticos en los seres vivos).

En la figura 2.7 se muestra un bucle de realimentación negativa elemental. Los elementos básicos de este bucle son:

 

- el estado del sistema x,

- la acción o Flujo F,

- la discrepancia D,

- el objetivo o estado deseado xd.

En la figura 2.9 se muestra el diagrama de Forrester de un sistema elemental de realimentación negativa.