Para Compartir:

Globo de Visitas:

TEMATICAS DEL BLOG:

JOSE ALFREDO AREVALO

Estudiante de Ingenieria de Sistemas

Santa Marta, Colombia

 

Tel: 311 434 3433 

E-mail:

tartaro_1618@hotmail.com

job.38011@gmail.com

BUCLE DE REALIMENTACIÓN POSITIVA

En la figura 2.11 se muestra la estructura general de un bucle de realimentación positiva.

En él la perturbación de cualquier elemento tiende a reforzarse a lo largo de la cadena, por lo que, por ejemplo, un incremento de A determina a su vez su propio reforzamiento. En la figura 2.11 se puede observar el comportamiento de un sistema con este tipo de estructura. El comportamiento que resulta de un bucle de esta naturaleza consiste en acelerar o bien el crecimiento, o el declive. El ejemplo más simple de un sistema que posea esta estructura es el de una población que crece sin ninguna limitación. Cuanto mayor sea el número de individuos, mayor será su descendencia, que incrementará a su vez el número de individuos, realimentándose el bucle sin parar.

En general, los procesos de crecimiento se pueden explicar mediante bucles de realimentación positiva. Pero hay que tener en cuenta el carácter fuertemente inestabilizador que tienen este tipo de bucles, al contrario de lo que sucede con los de realimentación negativa, que son, estabilizadores.

En realidad, los procesos de crecimiento (o declive) acelerado no se producen en la naturaleza, o en los sistemas sociales, hasta sus últimas consecuencias, porque todo proceso de crecimiento tarde o temprano encuentra unos límites que abortarán dicho crecimiento.

 

Los elementos básicos de esta bucle son:

 

- el estado del sistema x,

- la acción o Flujo F, y se organizan como se muestra en la figura 2.12.

En la figura 2.14 se muestra el diagrama de Forrester de un sistema elemental de realimentación positiva.